Los alimentos locales

Consumir alimentos cultivados en las cercanías de nuestro lugar de residencia permite mantener un medio rural vivo. Además, al reducir distancias de transporte eliminamos gasto de petróleo y obtenemos alimentos más frescos.